¿Y yo, cualifico?

Content of the page

Saber si el banco te daría un préstamo hipotecario o no te prepara para solicitar tu hipoteca. La precualificación es una evaluación inicial que te hacemos para determinar la cantidad que puedes tomar prestado. Aquí te decimos qué información usamos para decidirlo. 

Descubre aquí:

  • Qué información obtienes con una precualificación
  • Precualificación vs Preaprobación
  • Qué información usamos para cualificarte
Content Block

Oriéntate

Contenido

Tan pronto te enamores de tu casa, ¡lo primero que debes hacer es visitarnos! Llámanos al 787-760-8100 y haz tu cita para una entrevista inicial con uno de nuestros Consultores Hipotecarios. Con gusto, te orientaremos sobre el proceso y las diferentes opciones de financiamiento. 

La precualificación es un proceso sencillo y rápido, mediante el cual evaluamos tus ingresos y gastos para tener una mejor idea de qué cantidad puedes pagar. Simplifica y aligera el proceso de compra, además de que te deja saber si necesitas algo más para cualificar.  Además, hoy día muchos corredores de bienes raíces solicitan una carta de precualificación para firmar un contrato de opción de compra. Entre los documentos que necesitaremos están tus talonarios de ingresos y detalles de tus deudas.

Con una precualificación conocerás:

Contenido
  • tu capacidad de pago
  • las opciones de casas que puedes comprar
  • la cantidad de crédito que podrías obtener de tu banco
  • el depósito que necesitas para iniciar los trámites
  • detalles de los gastos de cierre

Precualificación vs Preaprobación

Contenido

La precualificación es un documento en el que tú solicitas que se te cualifique para saber cuánto podrías pagar por la propiedad que deseas comprar. La misma está condicionada a que se complete el expediente con la información y/o documentos requeridos para concluir el proceso del préstamo.
 

La preaprobación es una solicitud de crédito antes de escoger una propiedad para comprar. 

Factores que consideramos al otorgar una hipoteca

Contenido

Obtener un préstamo hipotecario puede ser algo sencillo si demuestras ser una persona responsable y con la capacidad e intención de pago. Estos factores influyen al momento de calcular el crédito hipotecario que te podemos ofrecer:

  • La estabilidad laboral: Valoramos mucho la estabilidad de tu empleo. Mientras más tiempo lleves trabajando en una empresa y más estable sea tu empleo, mejores posibilidades de que el crédito solicitado sea aprobado. 
  • Ingresos mensuales: Al presentarnos tus talonarios de pago o un estado de cuenta, podremos validar cuanto de tus ingresos podrían ir al pago del préstamo que estás solicitando. Por esto también te preguntamos si pagas renta, si tienes personas que dependen de tu salario, como hijos o padres, y sobre otros gastos mensuales que puedas tener. En FirstMortgage nos aseguramos de que no te sobre endeudes para garantizar tu salud financiera.  
  • Historial de pagos: Si pagas todas tus deudas como acordado y saldas tus tarjetas de crédito, tu historial permanecerá limpio, lo que dará lugar a una calificación más alta al momento de calcular tu crédito hipotecario.
  • Historial de crédito: El historial de crédito no solamente resulta afectado por el tiempo que llevas teniendo acceso a él, sino también por las tendencias y las solicitudes de refinanciamiento. El constantemente solicitar crédito nuevo o refinanciar frecuentemente tus deudas podría disminuir tu puntuación a la hora de obtener un préstamo.
  • Experiencia con otros tipos de préstamos: La experiencia pasada con otros préstamos, como los préstamos para comprar vehículos o para pagar los estudios universitarios, reflejan que eres una persona responsable y de confianza que ha manejado bien tus finanzas.
  • Deudas actuales: Estar muy cerca de los límites de tu crédito podría demostrar un mayor riesgo de incumplimiento y afectar tu puntuación de crédito. Por esto es importante mantener las deudas a niveles bajos y pagar los saldos de las tarjetas mensualmente.